New Muslims APP

Fiqh (jurisprudencia) del ayuno de acuerdo a las 4 escuelas (1): ¿quién tiene obligación de ayunar?

Fiqh (jurisprudencia) del ayuno de acuerdo a las 4 escuelas (1): ¿quién tiene obligación de ayunar?

Primera parte de una guía sobre la jurisprudencia del ayuno por Shaij Abd al-Rahaman al-Jaziri, erudito de Al Azhar: ¿Quién tiene obligación de ayunar?
Primera parte de una guía sobre la jurisprudencia del ayuno por Shaij Abd al-Rahaman al-Jaziri, erudito de Al Azhar: ¿Quién tiene obligación de ayunar?

Por: Shaij Abd al-Rahaman al-Jaziri, erudito de Al Azhar

1. Introducción: ¿Quién tiene obligación de ayunar?

El ayuno prescrito en el mes de Ramadán es uno de los pilares de la creencia islámica. No se requiere ninguna prueba para establecer que es obligatorio y quien lo niega se considera que está fuera del Islam, porque es algo obvio como, la oración prescrita, y respecto a algo establecido tan evidentemente, todos están en igualdad de condiciones, tanto los entendidos como los iletrados, los ancianos y los jóvenes.

Fue declarado un deber obligatorio (fard) en el segundo año de la Hégira sobre todos y cada uno capaz de llevar a cabo los deberes religiosos, es decir, un adulto cuerdo (mukallaf) y romperlo no es permisible excepto por cualquiera de las siguientes razones:

Quién está exento de la obligación de ayunar:

1.1. Menstruación y sangrado después del parto

Las 4 escuelas (madhabs o madhahib, ecuelas de jurisprudencia islámica) coinciden en que el ayuno no es válido (no deben de ayunar) para las mujeres durante la menstruación y el sangrado después del parto.

1.2. Enfermedad

Las escuelas Hanafi, Hanbali, Shafii y Maliki afirman que si uno que está en ayunas (saim) enferma, o teme la agravación de su enfermedad, o demora en la recuperación, él o ella tiene la opción de ayunar o abstenerse. El ayuno no es obligatorio para esa persona. Es permisible y no una obligación en esta situación. Pero cuando hay probabilidad de muerte o pérdida de cualquiera de los sentidos, es obligatorio que la persona no ayune y su ayuno no es válido.

1.3 Una mujer en la etapa final del embarazo y las madres lactantes

Las escuelas Hanafi, Hanbali, Shafii y Maliki dicen que si una mujer embarazada o lactante teme daños por su propia salud o la de su hijo, su ayuno es válido, aunque es permisible para ella abstenerse de ayunar. Si opta por no ayunar, las escuelas coinciden en que está obligada a recuperar sus días perdidos más tarde. Difieren en cuanto a su sustituto (fidyah) y expiación (kaffarah). En este sentido, los Hanafis observan que no es para nada obligatorio. Los Malikis opinan que es obligatorio para una mujer lactante, no para una embarazada.

Hanbalis y Shafiis dicen que dar el sustituto es obligatorio para una mujer embarazada y lactante solo si temen el peligro para el niño, pero si temen dañar su propia salud y la del niño, están obligadas solo a realizar los ayunos perdidos sin que se requiriera un sustituto.

El sustituto de cada día es la alimentación de una persona necesitada (un mudd), que equivale a alimentar a una persona indigente (miskin).

1.4. Viajeros

Los cuatro: las escuelas Hanafi, Hanbali, Shafii y Maliki añaden una condición más a esto (a no ayunar por estar de viaje), que es que el viaje debe comenzar antes del amanecer y el viajero debería haber llegado al punto donde la oración prescrita se retrasa antes del amanecer. Por lo tanto, si él o ella comienza el viaje después del amanecer, es ilegal para él o ella romper el ayuno, y si él o ella lo rompe, su compensación será obligatoria para él o ella sin una expiación (kaffarah). Los Shafiis agregan otra condición, que es que el viajero no debe ser uno que generalmente viaja continuamente, como un conductor. Por lo tanto, si viaja habitualmente, no tiene derecho a romper el ayuno. En la opinión de las cuatro escuelas, romper el ayuno (por estar de viaje) es opcional y no obligatorio. Por lo tanto, un viajero que cumple todas las condiciones tiene la opción de ayunar o no ayunar. Esto a pesar de la observación de los Hanafis de que realizar la oración prescrita, en la forma abreviada durante el viaje, es obligatoria y no opcional.

*(N. del T.: Romper el ayuno cuando se está de viaje y no se dan las condiciones prescritas arriba se debe entonces a la dificultad del viaje, y no al estar de viaje en sí).

1.5. Sed aguda

Todos las escuelas están de acuerdo en que quien sufre de sed aguda puede romper su ayuno, y si esa persona puede llevar a cabo los ayunos perdidos más tarde, será obligatorio para él o ella sin ninguna expiación, según la opinión del Las escuelas Hanafi, Hanbali, Shafii y Maliki.

Las escuelas difieren en cuanto a hambre aguda, en cuanto a si es una de las causas que permite romper el ayuno, como la sed. Las escuelas Hanafi, Hanbali, Shafii y Maliki dicen que el hambre y la sed son similares y que ambos permiten que se permita romper el ayuno.

*(N. del T.: se entiende por hambre y sed aguda el caso de que se tema enfermar por ello)

1.6. Personas mayores

Las personas mayores, hombres y mujeres, en los últimos años de su vida, para quienes el ayuno es dañino y difícil, pueden romper el ayuno prescrito, pero se les exige dar un sustituto en forma de alimentar a una persona necesitada por cada día prescrito de ayuno perdido.

Lo mismo puede decirse de una persona enferma que no espera recuperarse durante todo el año. Las escuelas están de acuerdo con esta regla, excepto los Hanbalis, quienes dicen que se recomienda dar un sustituto y no es obligatorio.

1.7. Cuando la excusa de no ayunar ya no está presente

Si la razón que permite no ayunar ya no existe, como la recuperación de una persona enferma, la madurez de un niño, el regreso a casa de un viajero o la terminación de la menstruación, se recomienda a los ojos de los Shafiis, abstenerse (imsak) de cosas que rompen el ayuno (muftirat) como muestra de respeto. Los Hanbalis y los Hanafis consideran que abstenerse es obligatorio, pero Malikis no lo considera obligatorio ni recomendable.

2. Condiciones del ayuno prescrito

Como se ha mencionado anteriormente, el ayuno en el mes de Ramadán es obligatorio para todos y cada uno de los adultos cuerdo. Por lo tanto, el ayuno no es obligatorio para una persona que no está cuerda y en estado de locura, ni es válido si él o ella lo observa.

En cuanto a un niño, no es obligatorio para él o ella, aunque es válido si es observado por una persona a la edad de discreción (que puede discriminar) (mumayyiz).

También son esenciales para la validez del ayuno el Islam y la intención. Por lo tanto, según el consenso, ni el ayuno de un no musulmán ni el ayuno de alguien que no ha puesto la intención son válidos. Esto es aparte de las condiciones antes mencionadas de estar libre de la menstruación, sangrado después del parto, enfermedad y viajes.

En cuanto a una persona en estado intoxicado o inconsciente, los Shafiis observan que su ayuno prescrito no es válido si él o ella no está en sus sentidos durante todo el período del ayuno prescrito. Pero si esa persona está en sus sentidos durante una parte de este período, el ayuno prescrito es válido, aunque la persona inconsciente será responsable de los ayunos perdidos (de recuperarlos), cualesquiera que sean las circunstancias, independientemente de si su inconsciencia es autoinducida o forzado sobre él o ella. Pero los ayunos perdidos no son obligatorios para una persona intoxicada a menos que él o ella sea personalmente responsable de su estado.

Los Malikis afirman que el ayuno no es válido si el estado de inconsciencia o intoxicación persiste por todo o la mayor parte del día desde el amanecer hasta el ocaso. Pero si cubre la mitad del día o menos y él o ella estaba en posesión de sus sentidos en el momento de hacer la intención y lo hizo, quedando inconsciente o intoxicado más tarde, compensar los ayunos prescritos no es obligatorio sobre él o ella.

El momento de poner la intención del ayuno, en su opinión se extiende, desde el atardecer hasta el amanecer.

Según los Hanafis, una persona inconsciente es exactamente como una demente a este respecto, y su opinión con respecto a esto último es que si la locura dura todo el mes de Ramadán, no es obligatorio compensar los ayunos perdidos. Si cubre la mitad del mes, él o ella ayunará por la mitad restante y tendrá que compensa los ayunos prescritos perdidos debido a la locura.

Los Hanbalis apuntan que es obligatorio para una persona en estado de intoxicación, independientemente de si estos estados son autoinducidos o forzados sobre la persona, compensar los ayunos prescritos perdidos.


Fuente: https://eshaykh.com/ Traducido con pequeñas modificaciones editoriales por Newmuslim.net

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Deja una respuesta


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.