New Muslims APP

Fiqh (jurisprudencia) del ayuno de acuerdo a las 4 escuelas (4): Los diferentes tipos de ayuno

Fiqh (jurisprudencia) del ayuno de acuerdo a las 4 escuelas (4): Los diferentes tipos de ayuno

La jurisprudencia de las varias escuelas clasifican los diferentes tipos ayunos en cuatro categorías: obligatorios, supererogatorios, no-permitidos y desaprobados
La jurisprudencia de las varias escuelas clasifican los diferentes tipos ayunos en cuatro categorías: obligatorios, supererogatorios, no-permitidos y desaprobados
Por: Shaij Abd al-Rahaman al-Jaziri, erudito de Al Azhar

Los jurisprudentes de varias escuelas clasifican los diferentes tipos ayunos en cuatro categorías: obligatorios, supererogatorios, no-permitidos y desaprobados.

1. El ayuno obligatorio

Todas las escuelas coinciden en que los ayunos obligatorios son los del mes de Ramadán, los de recuperación (de días perdidos de Ramadán), los ayunos expiatorios realizados como expiación, y los realizados para cumplir un juramento.

Ya hemos tratado con cierto detalle el ayuno de Ramadán, sus condiciones y las cosas que lo invalidan. Ahora intentamos hablar de su recuperación y la expiación de la cual es responsable quien lo rompe. Otros tipos de ayunos obligatorios se han discutido en los capítulos relacionados.

1.1. Recuperación de los ayunos obligatorios

Todas las escuelas (madhabs) coinciden en que una persona que tiene que recuperar los ayunos obligatorios del ayuno de Ramadán debe realizarlos durante el mismo año en que los perdió; es decir, el período comprendido entre el Ramadán pasado (en el que los perdió). Cada persona tiene la libertad de elegir los días que quiere ayunar, excepto aquellos días en los que el ayuno está prohibido (lo veremos más abajo). Sin embargo, es obligatorio para él o ella comenzar a recuperarlos de inmediato si los días restantes para el próximo Ramadán son equivalentes a la cantidad de ayunos perdidos en el Ramadán anterior.

Si una persona que es capaz de realizar los ayunos perdidos durante el año lo descuida hasta el siguiente Ramadán, debe ayunar durante el Ramadán que llega y realizar los ayunos perdidos del año pasado al finalizar este, y en este caso debe también dar una expiación que consiste en alimentar a una persona necesitada por cada día de ayuno. Esto es así en la opinión de todas las escuelas, excepto Hanafi, que requiere que la persona realice solo los ayunos perdidos sin ninguna expiación.

Y si la persona no puede realizar los ayunos perdidos, como cuando su enfermedad continúa durante el período comprendido entre el primer y el segundo Ramadán, no está obligado entonces a compensarlos ni se le exige ninguna expiación en la opinión de las cuatro escuelas: Hanafi, Hanbali, Shafii y Maliki.

Si una persona que es capaza de realizar los ayunos perdidos durante el año, los retrasa con la intención de realizarlos justo antes del segundo Ramadán para que los ayunos perdidos sean seguidos inmediatamente por el siguiente Ramadán, y entonces una excusa legítima le impide realizar los ayunos prescritos faltantes antes de la llegada del Ramadán, en tal situación, él o ella solo serán responsables de recuperar los ayunos perdidos, y no tendrán que ofrecer expiación.  

Los Hanafis, Shafiis y Hanbalis declaran que la expiación de los ayunos perdidos cuando es requerida consiste en la caridad (sadaqah) de alimentar a una persona necesitada por cada ayuno perdido y esta será entregada en nombre de esta persona.

Según los Malikis, el tutor legal (wali) dará a la caridad (sadaqah) en nombre de la persona si así lo ha dispuesto en el testamento. En ausencia de un testamento no es obligatorio.

En la opinión de las cuatro escuelas, una persona que está recuperando los ayunos prescritos de Ramadán que se perdieron puede cambiar su intención (en mitad del día de recuperación) y romper el ayuno tanto antes como después del mediodía sin que esto requiera ninguna expiación; siempre que haya tiempo para que él o ella realice los ayunos perdidos más tarde.

1.2. Los ayunos de expiación

Los ayunos de expiación son de varios tipos. Entre ellos se encuentran los ayunos de expiación por homicidio involuntario, los ayunos para la expiación de un juramento o voto roto, y los ayunos de expiación para decir a la esposa, {Eres como la espalda de mi madre} (zihar). Estos ayunos de expiación tienen sus propias reglas que se discuten en los capítulos relacionados. Aquí discutiremos las reglas aplicables a una persona que ayuna a modo de expiación por no haber observado el ayuno prescrito de Ramadán.

Los Shafiis, Malikis y Hanafis dicen que no es permisible que una persona, en la que el ayuno durante dos meses consecutivos se vuelve obligatorio como consecuencia de la interrupción deliberada de un ayuno prescrito, pierda ni un solo ayuno durante estos dos meses, porque eso rompería su continuidad. Por lo tanto, falta de un ayuno, con o sin una excusa, la persona debe ayunar nuevamente durante dos meses. Los Hanbalis observan que si una persona pierde un ayuno debido a una excusa legítima, la continuidad no se rompe.

Los Shafiis, Malikis y Hanafis afirman que si una persona no puede ofrecer ninguna forma de expiación, él o ella seguirán siendo responsables de esta expiación hasta que llegue a poseer la capacidad para ofrecerla, y esto es lo que establecen las reglas de la Shariah. exigir.

Los Hanbalis opinan que si él o ella no puede llevar a cabo la expiación, su responsabilidad por la misma desaparece, e incluso en el caso de que esa persona sea capaz de hacerlo más tarde, él o ella no serán responsables de nada.

Las escuelas coinciden en que el número de expiaciones será igual al número de causas que lo implican. Por lo tanto, una persona que rompe dos ayunos (dos ayunos obligatorios haciéndolo de forma consciente y sin excusa) tendrá que dar hacer expiaciones. Pero si él o ella come, bebe o tiene relaciones sexuales varias veces en un solo día, los Hanafis, Malikis y Shafiis observan que el número de expiaciones no aumentará si la acción que rompe ayuno se ha hecho varias veces, independientemente de su comportamiento.

Los Hanbalis afirman que si en un solo día ocurren varias violaciones que implican expiación, si la persona expía la primera violación del ayuno antes de la perpetración del segundo, él o ella debe ofrecer una expiación por la última violación también, pero si él o ella no han otorgado la expiación por la primera violación antes de cometer la segunda, bastará con una sola expiación.

2. Ayunos prohibidos

Todas las escuelas excepto la Hanafi coinciden en que está prohibido el ayuno en los días del día que marca el final del mes de Ramadán (‘Id al-fitr) y el 10 de Dhil Hijjah (‘Id al-adha).

Los Hanafis observan que el ayuno en estos dos días es desaprobado hasta el punto de estar prohibido. Los Shafiis opinan que el ayuno no es válido en estos días tanto para aquellos que realizan la peregrinación a La Meca como a para los otros. Según los Hanbalis, está prohibido ayunar estos días para aquellos que no realizan la peregrinación a La Meca, no para aquellos que la realizan. Los Hanafis observan que el ayuno en estos días es desaprobado hasta el punto de estar prohibido. Los Malikis declaran que está prohibido ayunar en el undécimo y duodécimo día de Dhil Hijjah para aquellos que no realizan la peregrinación a La Meca, no para aquellos que la realizan.

Todas las escuelas excepto Hanafi concuerdan en que no es válido que una mujer observe un ayuno supererogatorio sin el consentimiento de su esposo si su ayuno interfiere con el cumplimiento de cualquiera de sus derechos. Los Hanafis observan que el ayuno de una mujer sin el permiso de su esposo está desaprobado, no prohibido.

3. Ayunos supererogatorios

El ayuno se considera recomendado en todos los días del año excepto aquellos en los que ha sido prohibido. Pero hay días cuyo ayuno ha sido especialmente enftizadp e incluyen tres días de cada mes, preferiblemente los días “iluminados por la luna” (al-ayyam al-baid), que son el decimotercero, decimocuarto y decimoquinto de cada mes lunar. Entre ellos está el día de Arafah (noveno de Dhil Hijjah). También se hizo hincapié en los ayunos de los meses de Rajab y Shaban. El ayuno los lunes y jueves también se ha enfatizado. También hay otros días que se han mencionado en extensos trabajos. Existe consenso entre todas las escuelas que recomiendan el ayuno en estos días.

4. Ayunos desaconsejados

Se menciona en al-Fiqh alal-madhahib al-arba`ah que no se aprueba que se elijan especialmente a los viernes y sábados por ayunar. Tampoco ayunar en el día de Now Ruz (Año Nuevo persa – 21 de marzo) en la opinión de todas las escuelas excepto Shafii, y ayunar el día o los dos días antes del mes de Ramadán.


Fuente: https://eshaykh.com/ Traducido con pequeñas modificaciones editoriales por Newmuslim.net

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Deja una respuesta


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.