New Muslims APP

Las bendiciones de la Noche del Decreto: Laylat Al-Qadr

Las bendiciones de la Noche del Decreto: Laylat Al-Qadr

Entre las diez últimas noches de Ramadán se encuentra una noche cuyo valor es de mil meses de adoración: la Noche del Decreto
Entre las diez últimas noches de Ramadán se encuentra una noche cuyo valor es de mil meses de adoración: la Noche del Decreto
Entre las diez últimas noches de Ramadán se encuentra una noche cuyo valor es de mil meses de adoración: la Noche del Decreto

Entre las diez últimas noches de Ramadán se encuentra una noche cuyo valor es de mil meses de adoración: la Noche del Decreto

Por: Abu Amina Elias

Allah nos ha dado a cada uno de nosotros la oportunidad obtener una inmensa recompensa, el perdón y la salvación durante una noche especial de entre las últimas diez noches de Ramadán. La adoración durante la Noche del Decreto es mejor que mil meses de adoración.

Allah dice en el Corán:

Es cierto que lo hicimos descender en la noche del Decreto. ¿Y cómo hacerte saber qué es la noche del Decreto? La noche del Decreto es mejor que mil meses. En ella descienden los ángeles y el espíritu* con las órdenes de tu Señor para cada asunto. *[Yibril.] Paz, ella dura hasta el despuntar del alba. (El Decreto, 97:1-5)

Y en otro lugar del Corán:

Lo hicimos descender en una noche bendita; en verdad somos advertidores. En ella se distribuye todo asunto sabio. Mandato que procede de Nos. Nosotros somos Quienes lo hemos enviado. Como misericordia de tu Señor, Él es Quien oye, Quien sabe. (El Humo, 44:3-6)

Esta noche especial, que es mejor que mil meses de adoración y en la que fue revelado el Corán, tiene lugar en una de las noches impares de las diez últimas noches de Ramadán. Durante este tiempo el Profeta, que la paz sea con él, buscaba el retiro, i’tikaf, en la mezquita para concentrarse en la oración, la recitación del Corán y la adoración.

Aisha transmitió que el Mensajero de Allah, que la paz sea con él, buscaba el retiro en la mezquita durante las diez últimas noches de Ramadán y decía:

Buscad la Noche del Decreto durante las últimas diez noches de Ramadán.

En otra narración el Profeta decía:

Buscad la Noche del Decreto entre las noches impares de las últimas diez noches de Ramadán. (Bujari, 1916)

Respecto a esto Imam Ash-Shafi’ dijo: Quien desee seguir el ejemplo del Profeta, que la paz sea con él, debe buscar el retiro en la mezquita durante las diez últimas noches de Ramadán. Que entre en la mezquita antes de la puesta del sol de la noche veintiuno. (Al Majmu An-Nawawi)

No sabemos la fecha exacta de cuando será la Noche del Decreto porque esta cambia de una año para otro, por lo que debemos de esforzarnos en la adoración cuanto podamos durante cada una de las últimas diez noches.

Abu Qilabah dijo: La Noche del Decreto varía cada año entre las diez últimas noches de Ramadán. (Sunan At-Tirmidhi, 792)

Ibn Kazir dijo comentando sobre esta declaración:

Esta opinión que At-Tirmidhi relata de Abu Qilabah también ha sido transmitida por Malik, Ath-Thawri, Ahmad ibn Hanbal, Ishaq ibn Rahuyah, Abu Thawr, Al-Muzani, Abu Bakr ibn Khuzaymah, y otros. También ha sido transmitida por Ash-Shafi’ee y Al-Qadi la transmitió de él. Esto es lo más probable, y Allah sabe más. (Tafsir Ibn Kazir, 97:1)

Por esta razón el Profeta, que la paz sea con él, se esforzaba aún más en la adoración durante las diez últimas noches y animaba a su familia a pasar la noche haciendo oración, recitando Corán y recordando a Allah.

Aisha transmitió que:

“Durante las diez últimas noches de Ramadán el Profeta, que la paz sea con él, se ajustaba el cinturón y pasaba la noches en adoración, y levantaba a su familia. (Sahih Bujari, 1920)

En otra narración Aisha dijo:

“El Profeta, que la paz sea con él, se esforzaba en la adoración durante las diez últimas noches más que en cualquier otro momento” (Sahih Muslim, 1175)

Incluso si hemos perdido algunas noches, o una semana o no tenemos la fuerza suficiente para hacerlo las diez últimas noches, debemos esforzarnos en las siete últimas.

Ibn Umar transmitió que el Mensajero de Allah, que la paz sea con él, dijo:

Buscar la Noche del Decreto durante las diez últimas noches de Ramadán, pero si alguno de vosotros es débil o está frustrado entonces no dejéis pasar las restantes siete noches. (Sahih Muslim, 1165)

Tenemos que recordar la oportunidad increible que esta noche representa para recibir bendiciones. Allah nos ha prometido, a través de su Mensajero, que si ayunamos de forma sincera durante todo el Ramadán y nos mantenemos en oración durante la Noche del Decreto, Él perdonará todas nuestras faltas previas.

Abu Hurairah transmitió que el Mensajero de Allah, que la paz sea con él dijo:

Quien ayune el mes de Ramadán con creencia y buscando la recompensa, Allah le perdonará todas sus faltas pasadas. Quien se mantenga en oración durante la Noche del Decreto con creencias y buscando la recompensa, Allah le perdonará todas sus faltas pasadas. (Sahih Muslim, 760)

El Profeta recomendó una súplica especial para el perdón y la misericordia durante estas noches.

Aisha transmitió: “Dije: ‘Oh Mensajeor de Allah, veo que sabes que noche es la Noche del Decreto. ¿Qué he de decir durante esta?’. El Mensajero de Allah, que la paz y las bendiciones sean con él, dijo:

“Di: ‘Oh Allah, Tú eres perdonador y generoso. Tú amas perdonar, perdóname’. (Sunan At-Tirmidhi, 3513)

La adoración en estas diez últimas noches es tan importante porque quien pierda esta oportunidad se ha privado a sí mismo de mucho bien.

Abu Hurairah transmitió que el Mensajero de Allah, que la paz sea con él, dijo:

Allah ha hecho una noche en Ramadán mejor que mil meses, por lo que quien se prive de ella está realmente privado. (Musnad Ahmad, 7108)

Abu Hurairah transmitió que el Mensajero de Allah, que la paz sea con él, dijo:

“Que sea polvoriento el rostro de aquel que entra en el mes de Ramadán y esta pasa antes de que haya sido perdonado”. (Sunan Tirmidhi, 3545)

Por esto hemos de esforzarnos en la adoración, la oración, la recitación del Corán y el Recuerdo de Allah durante las diez últimas noches de Ramadán. Hemos de hacer la súplica que el Profeta, que la paz sea con él, recomendaba para obtener el perdón. Debemos de animar a nuestras familias y a todos los musulmanes en general a tomar parte en este esfuerzo dado que no llevará al perdón de Allah y finalmente el Paraíso.  


Fuente: abuaminaelias.com Traducido y editado por Nuevos Musulmanes

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Deja una respuesta


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.