New Muslims APP

La cooperación con no-musulmanes en la justicia es parte de la Sunna

La cooperación con no-musulmanes en la justicia es parte de la Sunna

La cooperación y hacer pactos entre musulmanes y no musulmanes cuando el motivo es defender una causa justa es algo loable y parte de la Sunna
La cooperación y hacer pactos entre musulmanes y no musulmanes cuando el motivo es defender una causa justa es algo loable y parte de la Sunna
Por: Abu Amina Elias

El Islam llama a que los musulmanes y los no musulmanes cooperen entre ellos las en las buenas obras, la justicia y el beneficio mutuo para la humanidad.

El precedente de esta cooperación es la alianza de al-Fudul (Hifd al-Fudul), un pacto de justicia preislámico realizado por la gente de La Meca en el que se comprometieron a apoyar a una persona oprimida, sin importar de qué tribu fuese. El Profeta elogió este pacto y dejó claro que apoyaría cualquier pacto similar con los no musulmanes después de la llegada del Islam.

Talha ibn Abdullah transmitió que el Mensajero de Allah, la paz y las bendiciones sean con él, dijo:

Ciertamente, fui testigo de un pacto de justicia en la casa de Abdullah ibn Jud’an que fue más querido para mi que una manada de camellos rojos. Si me llamaran a la época del Islam, respondería. (Sunan Al-Kubra 12114, grado: Sahih li ghayri)

En otra narración, el Profeta dijo:

Ciertamente, presencié un pacto de justicia en la casa de Abdullah ibn Jud’an al que, si me llamaran a la época del Islam, respondería. Hacer tales alianzas para devolver sus derechos a la gente, para que ningún opresor tenga poder sobre los oprimidos. (Al-Dalā’il fī Gharīb al-īadīth 243, Grado: Sahih)

Ibn Hisham describe la naturaleza de este pacto, diciendo: Prometieron y se comprometieron a que no encontrarían a ninguna persona oprimida entre su gente o entre aquellos que llegaran a La Meca, sino que le ayudaría. Estarían en contra de quien lo oprimiera hasta que se devolvieran los derechos de los oprimidos. (Al-Sīrah al-Nabawīyah 1/123)

En el Islam, la justicia es el derecho universal de todos los seres humanos, independientemente de su raza, religión o género. Es uno de los propósitos y objetivos más fundamentales de la ley islámica (maqāṣid al-sharī’ah).

Ibn Al-Qayyim escribe: Allah, Exaltado sea, ha dejado claro en su ley que el objetivo es establecer la justicia entre sus siervos y la justicia entre la gente, por lo que cualquier camino que lleve a la justicia y la equidad es parte de la religión y nunca podrá oponerse a ella. (Al-Ṭuruq al-Ḥikmīya 13)

Dado que la justicia es un derecho universal, el Islam alienta a los musulmanes a cooperar con los no musulmanes en acuerdos como el Hilf al-Fudul para proteger a las personas de la injusticia, devolver los derechos de los oprimidos y realizar cualquier tipo de trabajo caritativo que beneficie a la humanidad.

Allah dice:

Y buscad ayuda en la virtud y en el temor (de Allah), no en la desobediencia ni en la transgresión. (Al-Ma’idah, 5:2)

Ibn Kathir comenta en este verso, diciendo: Allah, Exaltado sea, ordena a Sus siervos que cooperen en buenas obras, que es la justicia (birr), y que eviten las malas acciones, que es la piedad (taqwa). Él les prohíbe apoyarse mutuamente en la falsedad y cooperar en las malas acciones y la ilegalidad. (Tafsīr al-Qurʼān al-Karīm 5:2)

Algunas de las alianzas preislámicas fueron anuladas por el islam, como las que se basaban en el tribalismo vulgar, el pecado y la transgresión. Sin embargo, el Profeta continuó haciendo pactos basados ​​en la justicia mucho después de la emigración a Medina.

Asim transmitió: Le dije a Anas ibn Malik que el Profeta declaró que no había pacto en el Islam. Anas dijo:

El Profeta, la paz y las bendiciones sean con él, hizo un pacto entre los Quraish y los Ansar en mi casa. (Sahih Bukhari 5733, Grado: Sahih)

An-Nawawi comenta sobre esta tradición, diciendo: Los pactos heredados y lo que prohíbe la ley han sido anulados. En cuanto a un pacto en obediencia a Allah, apoyo a los oprimidos y la fraternidad por el bien de Allah, entonces es un asunto que es recomendable. (Fatḥ al-Bārī 5733)

En otra tradición, el Profeta confirmó explícitamente que todas las alianzas preislámicas y no-islámicas basadas en la justicia y la caridad, como Hilf al-Fudul, son defendidas y fortalecidas por el Islam.

Ibn Abbas transmitió que el Mensajero de Allah, la paz y las bendiciones sean con él, dijo:

Todo pacto desde el tiempo de la ignorancia no se incrementa por el Islam, excepto en la fuerza y ​​la afirmación. (Musnad Ahmad 2904, grado: Sahih)

Zuhrah dijo: Es un pacto como el Hilf al-Fudul, en el cual acordaron no ayudar a un opresor sobre una persona oprimida en La Meca. (Fatḥ al-Bārī 2172)

Los eruditos clásicos ha dicho que está permitido que los musulmanes cooperen y busquen ayuda de los no musulmanes si hay un beneficio en ello y no implica una falta. De hecho, el Profeta nos dijo que llegaría un momento en que los musulmanes harían las paces con los romanos y cooperarían contra un enemigo común.

Hassan ibn Atiyah transmitió que El Mensajero de Allah, la paz y las bendiciones sean con él, dijo: Haréis una segunda paz segura con los romanos, y juntos lucharéis contra un enemigo detrás de vosotros. (Sunan Abu Dawud 2767, grado: Sahih)

An-Nawawi escribe: Ash-Shafi’ee y otros dijeron que si los incrédulos tienen un buen consejo para los musulmanes y hay necesidad de su ayuda, entonces se puede buscar su ayuda; De lo contrario se desaprueba. (Sharḥ Ṣaḥīḥ Muslim 1871)

Los eruditos se basaron en la evidencia de muchos casos en la vida del Profeta en los que buscó la ayuda de los no musulmanes.

Ash-Shawkani escribe: Abu Hanifa y sus compañeros decían que está permitido buscar ayuda de los incrédulos y quienes cometen faltas, siempre y cuando se adhieran a las órdenes y prohibiciones. Usaron como evidencia que el Profeta buscó la ayuda de algunas personas entre los judíos como se ha mencionado, buscó la ayuda de Safwan ibn Umayyah en la batalla de Hunain, y transmitió que se haría una alianza entre los musulmanes y los romanos tras la cual lucharían juntos contra un enemigo detrás de los musulmanes. (Nayl al-Awṭār 7/264)

Por lo tanto, debemos tener en cosideración las muchas maneras diferentes en las que podemos cooperar con los no musulmanes por una buena causa. Hoy en día, nuestro mundo está atormentado por violencia en todos los lugares, innumerables personas viven en la pobreza extrema y nuestro clima está amenazado por la contaminación. Estos son temas que importan a todos los seres humanos, independientemente de su religión o ideología, ya que ponen en peligro nuestro futuro colectivo. Por lo tanto, al forjar alianzas internacionales para abordar estos problemas juntos, podemos servir mejor a Allah, nuestra religión y toda la humanidad al mismo tiempo.


Fuente: https://abuaminaelias.com

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Deja una respuesta


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.