New Muslims APP

Inspirado por el Profeta de la misericordia

Inspirado por el Profeta de la misericordia

El Profeta Muhammad fue el Profeta de la misericordia enviado como "Una misericordia para todos los mundos". Su ejemplo sigue inspirando a millones de personas.
El Profeta Muhammad fue el Profeta de la misericordia enviado como "Una misericordia para todos los mundos". Su ejemplo sigue inspirando a millones de personas.
Por: Shaij Ahmad Kutty

Nos encontramos, una vez más, en la época del año para honrar la memoria del Profeta Muhammad, que la paz y las bendiciones sean con él, a quien Allah ha enviado como una misericordia para todos los mundos.

Mientras reflexiono sobre su tradición de misericordia, no puedo dejar de recordar las palabras atribuidas al Profeta Jesús, la paz sea con él, en el Evangelio de Mateo: “Por sus frutos, los conocerán“.

Al decir esto estaba comparando falsos profetas con profetas genuinos.

Tomando las indicaciones de esto, podemos dar fe de la autenticidad del Profeta, la paz y las bendiciones sean con él. Sus enseñanzas de compasión y amabilidad han sido una fuente constante de inspiración, tanto para los eruditos como para la gente común, a lo largo de los siglos.

En su propio tiempo, el Profeta guió a sus Compañeros para que sirvieran como conductos de misericordia. Sus actos de generosidad, sacrificio personal y compasión desafían la articulación. Estos son solo algunos ejemplos dignos de contemplación.

Frutos del profeta de la misericordia

Aisha, la amada esposa del Profeta, dice que, incluso después de convertirse en el gobernante indiscutible de Arabia, pasaban día sin que se cocinara nada en la casa del Profeta.

Cuando alguien preguntó: “¿Cómo sobrevivíais?“. Ella respondió: “En las dos cosas negras“, indicando el pan y el agua.

El hogar del Profeta, que la paz sea con él, prescindía de muchas cosas, no por falta de medios o recursos, sino por cuidar a los pobres e indigentes, prefiriendo sus necesidades a las suyas.

En otra narración, Aisha estaba ayunando y había guardado una hogaza de pan para su ruptura de ayuno. Sin embargo, cuando un hombre pobre llamó a su puerta pidiéndole comida, ella, sin dudarlo, se la dio, dejándola sin comida para romper su propio ayuno.

Altruismo en los momentos más difíciles

Sus Compañeros aprendieron estas lecciones impartidas por su amado mentor. La historia tiene una gran cantidad de narraciones sobre esto.

Durante la batalla de Al-Yarmuk, aquellos que atendían a los soldados heridos recordaron varios casos de auto-sacrificio incluso entre los moribundos.

Las transmisiones indican haber escuchado a un hombre pedir agua mientras yacía gravemente herido. Luego este se negó a beberla y pidió que se lo dieran a otro igual de herido que él y a quien oía pidiendo agua.

Cuando el portador del agua se acercó al segundo hombre, él también se negó a beber y pidió que se lo dieran a otro.

El portador de agua regresó al primero solo para ver este que había regresado a su Hacedor al igual que el segundo hombre. Ambos, como su mentor, prefirieron las necesidades de otro a las suyas incluso en el momento de la muerte.

Compasión con los animales

La compasión del Profeta no se limitan a los demás humanos, sino que se extendía a todas las criaturas de Dios. El Corán enseñó a los creyentes: “Forman comunidades parecidas a las vuestra”. (Al-An`am, 6:38)

Por lo tanto, el Profeta, que la paz sea con él, enseñó que hay recompensas incluso para los más pequeños actos de bondad prestados hacia cualquier criatura viviente. Del mismo modo, seremos castigados por actos de crueldad hacia ellos. Dijo,

Si alguien mata a un gorrión por diversión, el gorrión dirá en el Día del Juicio: ‘¡Oh Señor! ¡Esa persona me mató en vano! No me mató con ningún propósito útil’”. (An-Nasa’i)

En línea con esto, el Profeta contó la historia de una prostituta que vio a un perro moverse por un pozo y estaba a punto de morir de sed. Fue al pozo de agua, cogió agua con sus zapatos y se la dio al perro. Por este acto de compasión, Dios perdonó sus faltas. (Bujari)

Un legado eterno

Las palabras y los precedentes del Profeta a este respecto han influido a los creyentes a lo largo de la historia. En todo el mundo musulmán, los musulmanes han establecido dotaciones caritativas; traduciendo así estas enseñanzas en instituciones que crean y apoyan proyectos y servicios benévolos. Los legados caritativos prosperaron en el mundo islámico para cuidar el ganado enfermo, mantener perros, gatos y pájaros, cavar pozos para los pobres o plantar árboles para la sombra.

Se crearon dotaciones para establecer hospitales, orfanatos e instituciones educativas, centros de retiros espirituales y hospicios y posadas para brindar alojamiento gratuitos a los viajeros y los indigentes.

Las enseñanzas del Profeta también inspiraron a las personas de muchas otras maneras: ha habido cientos, e incluso miles de eruditos, que dedicaron sus vidas al estudio de la Sunnah del Profeta. Su estudio de la Sunnah del Profeta durante toda su vida transformó su conciencia e influyó en su vida cotidiana, incluidas las de los demás.

Un ejemplo particularmente conmovedor de esto es el legendario héroe musulmán Salah al-Din al-Ayyubi (Saladino). Su demostrada caballerosidad y compasión hacia los cristianos durante las Cruzadas ha inmortalizado su nombre incluso entre los no musulmanes.

Sus biógrafos han transmitido que incluso en el fragor de la batalla, tenía a alguien que le acompañaba para leerle los modales del Profeta. Estos modales no solo le sirvieron a él, sino también a su rival, el rey inglés Ricardo Corazón de León.

En cuanto al Imam Bujari, el compilador de Hadiz, también fue un observador escrupuloso de los modales proféticos. Una vez, mientras daba una conferencia sobre hadices, vio a una persona sacar un cabello y tirarlo a la mezquita. El gran imán se guardó el pequeño hilo y al salir de la mezquita, lo tiró a la basura.

Al hacerlo, estaba actuando según las tradiciones del Profeta que ordenaba mantener la limpieza de la mezquita; eliminar incluso una mota de tierra de la mezquita se registra como una buena acción en el Día del Juicio.

Amar al profeta de la misericordia

Estas reflexiones, como mínimo, deberían incrementar nuestro amor por el Profeta y, en el mejor de los casos, deberían inspirarnos a emularlo.

Pues, según la siguiente transmisión de Anas ibn Malik (el compañero de toda la vida del Profeta):

“Un hombre le preguntó al Profeta,la paz sea con él: ¿Cuándo será la última hora?”

El Profeta le preguntó: “¿Qué has hecho para prepararte para ella?“.

Él respondió: “NO tengo demasiadas oraciones adicionales, ayunos u obras de caridad en mi haber; ¡Pero amo a Allah y a Su Mensajero!“.

El Profeta le dijo: “¡Una persona estará con aquel que ama (en el Día de la Resurrección)!“.

Al comentar sobre este informe, Anas dijo: “Amo a Rasulullah, Abu Bakr y Umar. Aunque no he llevado a cabo las mismas obras que ellos, debido a mi amor por ellos, espero reunirme con ellos en el paraíso”. (Bujari y Muslim)

Nosotros también, como humildes sirvientes, debemos consolarnos con estas palabras.

Oh Allah, derrama tu paz y bendiciones sobre Tu Mensajero Muhammad, su familia y compañeros, y haznos sus dignos seguidores para que podamos unirnos a su compañía en el Paraíso.


Fuente: About Islam / Traducido y editado por newmuslim.net

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Deja una respuesta


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.