New Muslims APP

Cinco caminos hacia una verdadera Hijrah

Cinco caminos hacia una verdadera Hijrah

Una de las formas de hacer Hijrah es ir de lo que Dios a prohibido a lo que Dios ha permitido
Una de las formas de hacer Hijrah es ir de lo que Dios a prohibido a lo que Dios ha permitido
Una de las formas de hacer Hijrah es ir de lo que Dios a prohibido a lo que Dios ha permitido

Una de las formas de hacer Hijrah es ir de lo que Dios a prohibido a lo que Dios ha permitido

Por: Sahar El-Nadi

Mientras los musulmanes de todo el mundo celebran el nuevo año hijri, todo el mundo se centra en contar la historia de la migración del Profeta Muhammad, la paz sea con él, de Meca a Medina y de las dificultades a las que se enfrentó en la preparación y en el camino.

Todos memorizan la bonita canción con la que los Ansar le recibieron y todo musulmán anhela visitar Medina por el lugar especial que tuvo esta en el corazón del Profeta.

En un mundo moderno donde tenemos coches, aviones e internet, sino tenemos cuidado y reflexionamos sobre ello, un viaje a camello por un inhóspito desierto perseguido por enemigos se puede convertir en una historia folclórica, y no una experiencia vital llena de enseñanzas de las que nos podemos beneficiar y practicar hasta el final de los tiempos, independientemente de cómo de educados o modernos seamos.

No son muchos lo que se dan cuenta que la Hijrah no terminó con la llegada del Profeta, la paz sea con él, a Medina y recibido con la famosa canción; la mayoría de los musulmanes nos se dan cuenta de que la Hijrah se extiende hasta nuestros días para que así nos podamos beneficiar todos.

Es cierto que los primeros muhayirun (emigrantes) en el tiempo del Profeta tiene un privilegio especial sobre el resto de nosotros pero recordemos que esta puerta de misericordia no se cerró totalmente con ellos. El profeta Muhammad, que la paz sea con él dijo:

“El musulmán es aquel que evita a la gente el daños de su lengua y de su mano y el muhayir (quien emigra) es quien emigra fuera de lo que Allah a prohibido”. (Bujari, 6484)

Esta declaración no da gran esperanza de que nosotros también podamos beneficiarnos de algunas de la recompensas de ser un muhayirun.

El significado simple de la palabra hijra es moverse de un lugar a otro y establecer residencia en este. Hoy en día la gente emigra a otros países para encontrar una vida mejor: un mejor trabajo, educación, etc. Aunque de acuerdo al Islam hay muchas más razones.

Las razones para emigrar han de ser acordes al Islam. Buscar un vida mejor para nosotros y nuestra familia es un razón muy importante y de hecho se anima a esto en el Islam. Pero la recompensa es aún mayor si se deja un lugar en el que unos está restringido para practicar el Islam o presionado a aceptar creencias y hábitos incorrectos y emigra un lugar en el que él y su familia puedan vivir de acuerdo al Islam.

Otra dimensión de la hijrah ocurre en el corazón y se manifiesta en nuestro comportamiento y la relación con el resto del mundo. Este es el tipo de Hijrah mencionado en el dicho del Profeta, que la paz sea con él: “Emigrar lejos de lo que Allah ha prohibido”, no solo de forma física, sino de forma espiritual y ética, eligiendo el lo correcto sobre lo incorrecto, los valores éticos sobre la falta de estos y teniendo la firme intención de mantenerse en el camino correcto independientemente de las tribulaciones de la vida.

Esto implica ser consciente de las órdenes y prohibiciones de Dios en el Corán y en la Sunna, ser fuerte para aguantar las urgencias del ego, ser consciente del mundo a nuestro alrededor y procurar elevarnos ante Dios buscando siempre ser una mejor persona y un mejor musulmán. Esto es algo en lo que todos hemos de esforzarnos cada día, y no es casualidad que el Profeta, que la paz sea con él, mencione las buenas maneras -evitar a la gente el mal de la lengua y de la mano- junto a la hijrah en este hadiz.

Cinco aspectos importantes para una verdadera hijrah

Para alcanzar una verdadera hijrah estas son las cinco áreas en las que hemos de esforzarnos.

Creencia: una creencia débil es el primer enemigo de un futuro emigrante. Los primeros emigrantes nunca hubiesen dejado todas sus posesiones detrás si no hubiesen tenido una firme creencia en la palabra de Dios y en el liderazgo de Su Mensajero. Como ellos, nosotros deberíamos trabajar en fortalecer nuestra creencia para alejarnos de aquellos que Allah ha prohibido.

Conocimiento: El segundo enemigo en nuestro camino a la hijrah es la ignorancia. Solo a través del conocimiento adecuado puede nuestra creencia llevarnos a través de las tribulaciones y pruebas de la vida y mantenernos en el camino correcto. Este conocimiento no debe de estar limitado a las ciencias de la religión solo, sino que debe de incluir ciencias modernas y arte, historia, filosofía, noticias, otras culturas y religiones, etc. Los musulmanes tuvieron una civilización gloriosa cuando entendieron el verdadero significado del conocimiento.

Actos de adoración: la línea de vida del alma es la conexión con su Creador. Los actos de adoración no solo nos aportan calma y sosiego y no aportan fortaleza para afrontar las pruebas de la vida, sino que también no aportan humildad para ver que solo somos criaturas como el resto de la creación y que hemos de mantener una relación de respeto y ética con el universo y con su gente. Mientras emigramos de aquello que Dios nos ha prohibido hemos de tener una destinación a la que llegar, y este destinación está determinada por el grado de cercanía a él que tengamos a través de la adoración

El ego: El Corán describe de forma elocuente los diferentes tipos de “nafs” (ego) del ser humano y es la responsabilidad de cada uno encontrar a cuál de ellos pertenece para así poder protegerse de los trampas de este a través del conocimiento coránico. Controlar los deseos y las pasiones es fundamental a la hora de determinar cuánto éxito uno alcanza como un emigrante de Dios.

Ética: Una persona que está llena de grandes conceptos pero no tiene acciones para demostrarlo es un perdedor. A menos que podamos “ser un ejemplo de nuestras palabras” no habrá esperanza para nosotros de que podamos alcanzar nuestra meta y de que podamos resistirnos a las distracciones. Y a menos que nuestra ética islámica sea aparente a través de nuestras acciones diarias y nuestro comportamiento, entonces tendremos que esforzarnos más por seguir la Sunna del Profeta, la paz sea con él. El Islam es una forma de vida completa que guía todas nuestras acciones y nuestros comportamientos, y no solo unos principios espirituales.


Fuente: www.onislam.net Traducido con ligeras modificaciones editoriales por Nuevos Musulmanes

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Deja una respuesta


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.