New Muslims APP

Cualidades del Profeta Muhammad, un ejemplo para todos (1 de 3)

Cualidades del Profeta Muhammad, un ejemplo para todos (1 de 3)

Cualidades del Profeta Muhammad, un ejemplo para todos
Cualidades del Profeta Muhammad, un ejemplo para todos
Cualidades del Profeta Muhammad, un ejemplo para todos

Cualidades del Profeta Muhammad, un ejemplo para todos

Autor: Shayj Abdalhaqq Bewley

En un entorno acostumbrado a la violencia y la arrogancia, el Profeta, a quien Allah bendiga y conceda paz, tenía un temperamento apacible y las maneras más exquisitas. Nunca insultaba a nadie ni menospreciaba la pobreza o la enfermedad. Honraba la nobleza y recompensaba según la valía, dando a cada persona en la medida de sus necesidades. Jamás rindió pleitesía a la riqueza o el poder y llamaba a adorar a Allah a todos los que se lo acercaban.

Siempre era el primero en saludar y el último en retirar la mano. Tenía una paciencia infinita con todos los que venían a pedirle ayuda o consejo, sin importarle la ignorancia del inculto ni la grosería del maleducado. En una ocasión un beduino vino a pedirle algo; el hombre tiró de sus ropas con tal violencia que arrancó un trozo. Muhammad se rió y dio al hombre lo que quería.

Una de sus cualidades, es que siempre tenía tiempo para el que lo necesitaba. Y con los visitantes tenía una deferencia tal, que les cedía su propio sitio o extendía su manto para que se sentasen. Si rehusaban, insistían hasta que aceptaban. A sus invitados les concedía toda su atención, hasta tal punto que todos, sin excepción alguna, se sentían los más honrados.

El Profeta, a quien Allah bendiga y conceda paz, era el menos propenso a la ira y el más fácil de contentar. Los errores de sus Compañeros no eran mencionados y jamás culpó o denigró a persona alguna. Su sirviente, Anas, estuvo con él durante diez años y en todo ese tiempo, Muhammad ni siquiera le preguntó por qué había dejado de hacer alguna cosa. Le encantaba oír cosas buenas de sus Compañeros y lamentaba su ausencia. Visitaba a los enfermos incluso en las partes más remotas de Medina y de más difícil acceso. Asistía a los festejos y aceptaba por igual las invitaciones de libres o esclavos. Estaba presente en los funerales y rezaba junto a las tumbas de sus Compañeros. Siempre iba sin guardia alguna, incluso entre la gente que le era más hostil.

Este es el primero de un serie de tres artículos, para leer el segundo haz click aquí

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

One thought on “Cualidades del Profeta Muhammad, un ejemplo para todos (1 de 3)

Deja una respuesta


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.